Marco Antonio Ortiz Delgado

Se le conoce como Murdo, y él mismo cuenta que su obra “es como un germen que se expande, no te planteas nada y vas jugando con la mancha, es el modo en que me siento cómodo y en el que de verdad me sale lo que tengo dentro, y casi siempre son monstruos, fantasmas interiores fruto de una vivencia frente al formato. El informalismo está ahí, de pequeño me topé con un libro sobre la pintura informalista, y conocí a estos pintores antes que a Velázquez”.

En su obra también podemos encontrar técnicas del barroco velazquiano o de la pintura tenebrista. Según dice, bebe de todo, incluso del pop.

 

Año promoción

2014