ARQUEOLOGÍA [URBANA] DOMÉSTICA

Fecha

Horario

De lunes a viernes de 10 a 13h y de 17 a 19h

Coordinadores

María Arjonilla y Fernando Infante

Lugar

Espacio Laraña

 

Coincidiendo con la apertura del curso, inauguramos temporada expositiva con ARQUEOLOGÍA URBANA DOMÉSTICA, una colectiva protagonizada por los alumnos internos que ofrecieron su colaboración en el curso 2018-19 y que está comisariada por el artista Manolo Cuervo.

ESPACIO LARAÑA abrirá sus puertas al público el próximo martes 6 de octubre a las 10:00 h. con aforo y horario limitado, adaptándonos a las medidas sanitarias (ver pdf) y que han sido aprobadas por el SEPRUS.

Permanecerá abierta hasta el día 20 de octubre en horario de 10:00 a 13:00 horas y de 17:00 a 19:00 horas, de lunes a viernes.

 

Participan:

Manolo Cuervo

Carmen Maínez Venegas

Ismael Barraso Franco

Yiyi Reina Durán

Pedro Almeida Giulia

Formisani Guillermo Rodríguez

Estefanía Ramírez

Ana Gómez Ufano

Diego Ruiz Acosta

Teresa Díaz Sainz

Olga Pais

Francisco García García Santos

Roberto Camero Garzón

Ricardo Calvo

Eduardo (Edu) Molina

Juan Nogales Piña

 

Exposición comisariada por Manolo Cuervo

Maria Arjonilla y Fernando Infante, profesores coordinadores

 

 

ARQUEOLOGÍA URBANA DOMÉSTICA

Colectiva alumnado interno 2018-19

Espacio Laraña

 

"El objetivo final de la arqueología contemporánea es determinar los procesos culturales que subyacen en el comportamiento humano, pasado y presente."

David Thomas (1989) Archeology. Harcourt Brace College, New York, p. 130

 

Esta exposición es el resultado de una propuesta temática planteada desde la práctica arqueológica, entendida ésta más como método de exploración del pasado individual y subjetivo que como estudio de los vestigios de la vida colectiva de otro tiempo. En ella, el alumnado interno de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla ha realizado, con la guía del artista Manolo Cuervo, el ejercicio de indagar y revelar esos "procesos culturales" subyacentes de los que habla David Thomas, pero ahora no excavados en el suelo del tiempo, sino en el espacio próximo de cada artista, ese que viene definido por el alcance de su memoria y de su experiencia personal.

Es evidente que ese espacio personal se ha visto profundamente modificado por la nueva situación que ha supuesto el confinamiento doméstico: la extensión del territorio público y urbano, terreno de despliegue social de cada artista, ha sido parcialmente reemplazada por la intensión del hogar, en un tiempo de auténtico repliegue hacia lo familiar y lo privado. Así, este proyecto del alumnado interno, que apuntaba en un principio hacia aquel medio urbano, se ha visto redirigido hacia el espacio doméstico y hacia las experiencias ligadas a la intimidad de lo familiar.

La presencia de Manolo Cuervo, como comisario y como guía de los alumnos internos a lo largo de este curso, ha servido de ejemplo y motivación a la hora de reubicar lo público en lo privado. Ese es en gran medida el talento de Manolo Cuervo, rehacerse constantemente a partir de sus propias expresiones públicas, de los carteles que han conformado la visualidad de una Sevilla distinta y que él recupera para su presente personal e íntimo.

Cuando el arte se acerca a los registros de lo remoto o lo perdido, ya sea en el terreno de lo público o en el de lo privado, no se conforma con las fijaciones de la memoria, ni con las recuperaciones de los ocurrido, interviene los objetos y las imágenes del pasado, los aísla, los agrupa, los organiza, los divide, los reparte en niveles, establece series, distingue lo que es pertinente de lo que no lo es, señala elementos, define unidades, describe relaciones. La creatividad contemporánea se establece sobre el principio de que nada se ha consumado, que a la verdad del pasado no solo se accede desde el descubrimiento, sino también a través de la creación.

Las obras que se muestran en Arqueología Urbana Doméstica son la respuesta de múltiples facetas subjetivas con un punto de partida común: el proceso de evocación de vivencias personales en fragmentos de memoria. Para desenterrar desde lo sensorial recuerdos y emociones, y materializar ese proceso de búsqueda, se ha fomentado la experimentación con estratificación, superposición o yuxtaposición de capas, con materiales y procedimientos libres que nos conducen a un conjunto heterogéneo de producciones con voz propia.

Incitamos al espectador a reconocer distintas miradas del pasado que se han hecho presentes a través de una recuperación de la materialidad, de la textura, del relieve, de la huella, de las sensaciones que la mediación digital nos ha hecho valorar de nuevo.